Hoy no estaré sólo delante del ordenador, hoy un personata azul arlequin no me piensa dejar sólo, piensa acompañarme durante todas las horas que yo me encuentre trabajando, la verdad, que a estos animales, el apodo de “inseparable” les queda que ni pintado, porque la verdad, no se separan jamás de sus dueño, salvo que dejes de estar mucho tiempo con ellos o cambien de dueño. Suelen quedarse pegados al hombro o jugueteando por los al rededores de donde tu estés.