Prácticamente podemos decir que la temporada 2017 de agapornis va llegando a su final. Y no porque ya haga semanas que hayamos retirado todos los nidos de las parejas, si no porque ya están terminando por salir los últimos pollos que nos quedaban. Algunos puede que nos los quedemos, pero aun no es del todo seguro.

Este espectacular agaporni roseicollis opalino turquesa es un fiel candidato a quedarse con nosotros, pero nos lo estamos pensando, ya que tenemos que reducir aviario, aunque como puedes ver, es un ejemplar espectacular, que a pesar de no estar sexado, diríamos que es una hembra, pero es algo que sólo una prueba de ADN nos lo podrá decir.

Este pollito se trata de un opalino turquesa DD, unos tonos grises que al ser opalino parece que estamos ante un agapornis plateado, realmente bonito y llamativo, ha salido muy parecido a su madre, una roseicollis también turquesa DD Opalina que puedes ver en este vídeo de nuestro canal de youtube.

Este agapornis es un precioso agapornis pallid, o como todos dicen, un roseicollis amarillo, uno de los más comunes en cualquier hogar de España y sobre todo, de Huelva. Junto con el verde, es el agapornis más básico y común que conozco, pero no por ello deja de ser bonito, como puedes ver, cada día está mucho más precioso.

Un agapornis turquesa sin más, el color verde se mezcla con el azul para dar esa tonalidad tan diferente al verde, un verde que veremos a continuación.

Para finalizar, el agapornis roseicollis verde ancestral, el de toda la vida, el que alguna que otra vez ha estado en nuestra casa sin lugar a dudas. Es precioso y es único, pero es tan habitual verlo que ya no nos sorprende tanto, al menos a nosotros, pero no por ello deja de ser sorprendente y es normal que todos queramos tener uno como este en nuestra casa.