Vota este artículo!

Muchas aves establecen una clase de relaciones con esos miembros de cada sexo, bien en este caso el opuesto de su propia especie. En muchos casos las aves pueden llegar a mantener una pareja el resto de su vida, en otros casos simplemente no dura ni un día.

Existen diversos tipos de relación pero la más común es la monogamia, en esta el individuo solo tiene un compañero con el cual se reproduce pero solo por un año. La mayoría de las aves son de esta clase, monógamas, eso quiere decir que buscan pareja para reproducirse cada año.

agapornis-pisando

Otros tipos de relación en aves

También podemos la poligamia, la cual se subdivide en distintos tipos, los cuales definen la manera en que se practica el pacto de reproducción entre estos animales que frecuentamos en nuestra vida.

Esta la poliginia, la cual habla sobre un macho que se aparea con varias hembras, es decir, cada hembra de su habitad se aparea con un macho. Esta es la forma más común y tal es el caso de muchas aves de presa, pericos, gansos…

Hay otra llamada poliandria, la cual habla sobre que la hembra se aparea con varios machos, el caso contrario de la anterior, cada macho se aparea con una hembra, la cual es la forma más rara de la poligamia y se ve solo en el 1% de las aves.

También en esta altura se ve la promiscuidad de ambos sexos, los cuales se aparean de manera indiscriminada y estas no forman verdaderas parejas, por ejemplo, los colibríes son promiscuos… por lo general gracias a este sistema las hembras se quedan cuidando las crías y los huevos.

Otro tipo de apareamiento existe la poliginandria, la cual habla de que tanto hembras como machos forman parejas con miembros del sexo opuesto pero de manera varia, en este caso ocurre de manera distinta a la anterior, es el macho quien queda cuidando sus crías.

Dentro de cada especie pueden haber distintos sistemas en los cuales pueden aparearse cada una, puesto que existen variaciones en esta de todo tipo, pero es realmente increíble como vemos la complejidad de muchos sistemas reproductores de nuestro ecosistema.