Vota este artículo!

Este planeta el cual tiene más de 4.500 millones de años, retrasar el verdadero origen de las aves a unos seis millones de años puede parecer algo realmente pequeño o menudo, pero es algo justo en el lapso que nos ha llevado a los humanos distinguirnos un poco de algo parecido a un chimpancé, lo que no es realmente un detalle sin importancia.

Dos fósiles encontrados en China acaban de hacer que muchos investigadores se queden con los pelos de punta, sabiendo que se acaba de revelar que los pájaros son propiamente son 6 millones de años más antiguos de lo que realmente se creía.

Estos se remontan en la era de los dinosaurios.

¿De qué especie son estas aves o pájaros?

Bien, según una ilustración los fósiles pertenecen o definen la especie Archaeornithura meemannae, la cual es una curiosa ave zancuda, que posiblemente sea considerado el pájaro más viejo del mundo, la cual pertenece a la familia de los Euornithes o aves verdaderas. La cual incluye el más reciente ancestro común de todas las aves modernas.

Archaeornithura meemannae
Archaeornithura meemannae

En aquella época no se veían estas como la única raza de aves, puesto que estas compartían el cielo con otra familia de aves llamada Enantiornithes o bien también llamados pájaros opuestos.

Estos aves debían ser más agresivos puesto que tenían dientes en el pico y también garras en las alas, pero de forma curiosa se extinguieron todos al mismo tiempo en que los dinosaurios hace más de 66 millones de años.

Esta inmensa extinción la cual ha sido asociada con un meteorito gigantesco y a millones de erupciones volcánicas, marcarían el final de esa era y daría el origen al nuevo mundo de mamíferos los cuales empezarían a dominar la tierra.

La extinción no barre del mapa solo a los dinosaurios y a las aves con dientes sino también a la mitad de especies vivas para la época, este fue visto como uno de los episodios geológicos más violentos en toda la historia del planeta.

Fosil Archaeornithura meemannae
Fosil Archaeornithura meemannae

Estos fósiles fueron desenterrados en el noreste de china y su excelente estado les permite a los investigadores observar el plumaje casi completo y se le notan sus adaptaciones aerodinámicas para así ejercer un mejor vuelo.