Vota este artículo!

El Gorrión (de la familia Passer domesticus, en inglés House Sparrow) es una especie de ave que proviene de Eurasia y del Norte de África, que en la actualidad está acostumbrada a convivir con los humanos. Esta adaptación se debe a las características de los gorriones, que hizo que sobrevivieran a la introducción del hombre de su especie por casi todo el mundo, a excepción de la Antártida.

¿Cuáles serán esas características que facilitan la adaptación del Gorrión a la diversidad de ambientes? Vamos a revisar algunas de ellas.

gorriones

Características de los gorriones

Características físicas: los gorriones miden aproximadamente entre 14 o 16 centímetros de longitud y pesan alrededor de 30 gramos. Su apariencia es de color grisáceo, pardo o variado de negro a rojizo. En vuelo puede verse una franja blanca en su ala. Su canto se caracteriza por un piar fuerte y su pico es grueso, fuerte y cónico. En el caso de las hembras, el color es más uniforme que en los machos, que se caracterizan por su cabeza gris en el centro y castaña grisácea en los lados, con una línea negra por debajo de los ojos  y en el plumaje de su pecho (barbero). Además, son un poco más grandes que las hembras.

Tiempo de vida y temperamento: son alegres, inquietos e inteligentes. Pueden vivir siete años, prolongando su vida a trece años en estado de cautiverio.

Hábitat: viven tanto en ciudades como en pueblos solitarios, inclusive, en las ruinas de ciudades destruidas. Conviven fácilmente con el hombre y, aunque es un buen volador y frecuenta las ramas de los árboles, se desplazan por el suelo con saltos cortos mientras buscan alimentos o se asean.

Reproducción: forman parejas monógamas y realizan la puesta de huevos en la época de primavera. Pueden llegar a tener hasta cuatro , siendo de hasta cinco huevos cada una. La incubación dura dos semanas y es realizada por ambos padres. Los polluelos (gurriatos) salen de la cáscara luego de diez días, y a los catorce tendrán plumaje de características similares al de la hembra. Su nido lo realizan con paja, ramas, hojas secas, restos de papel, pedazos de tela o plumas, generalmente en los tejados o en inverosímiles lugares, como en grietas de edificios o postes de alumbrado. Su confección no la hacen tan elaborada, pero sí lo suficientemente confortable para anidar.

Alimentación: su dieta se basa en semillas, insectos -como mariposas, por ejemplo- y algunos desperdicios.  Estas aves no muestran temor a hacia las personas a la hora de bajar a la tierra para buscar su comida.

Al Gorrión nada le pasa inadvertido, y puede mostrar simpatía o desconfianza hacia su misma especie, otros animales o personas, dependiendo de su instinto. Por ende, cuidan a su familia con mucho celo.

Como podemos notar, las características de los gorriones les han permitido adaptarse y colonizar distintos tipos de hábitats, lo que, aunado a su potencial reproductivo, los convierte en maestros de la supervivencia y de la convivencia con el ser humano.