Vota este artículo!

Seguramente sea la pregunta que más veces escucho a lo largo de los días. La pregunta es bastante lógica, asique le dedicaremos un artículo exclusivamente para saber cuando y cómo quitar la papilla a nuestro agapornis inseparable, asique en lugar de responder uno a uno a esta minuciosa pregunta decidiré recopilar toda la información en este artículo, ¡vamos a ello!

Para empezar, y esto es algo que deberían saber todos antes de la compra de un agapornis papillero es que estos animales, de principio, van a comer unas cuatro veces al día, pero con el paso de los días tendremos que reducir la papilla y aumentar las horas al día en las que come el joven ave, normalmente de principio comen cada 5 horas.

Un fallo muy común suele ser que muchas personas se empiezan a regir por la edad que suele tener el agapornis y le quitan la papilla a su libre elección cuando aún la necesita el pájaro.

Ahora, para muchos principiantes esto es un problema porque temen adelantarse a la hora de quitar tomas y si se rigen por la edad del pájaro a veces se puede cometer el fallo de quitarle papilla cuando aún necesita de ella por ese motivo te dejo 4 claves para saber cuando quitar la papilla a tu querido amigo.

  1. Nunca quites todas las tomas de papilla hasta que no veas que el agapornis está comiendo panizo en rama o comida que le hayas puesto. Hay personas que confunden el “investigar y jugar” del pájaro con que “está comiendo” y por eso se les muere de hambre.  Se le suele poner panizo (o mijo) en la caja junto al agapornis cuando tiene 35 días de edad. Al principio no la tocará por lo que hay que jugar con ella para hacérsela atractiva. Además, hay que tener en cuenta que  no es sólo que la pique sino que encuentres cáscaras en la caja o en donde le pongas el mijo. Eso te dirá que ya ha empezado a comer algo sólido. Quita una toma cuando veas bastantes cáscaras, no sólo unas pocas.
  2. La siguiente toma se quita cuando llega a comerse al menos media rama de panizo y picotea algo de la mixtura o el pienso que le pongas.
  3. La última toma que has de dejarle es la de la noche. Normalmente, cuando está a dos tomas, una por la mañana y otra por la noche, el mismo pájaro deja de tomar papilla. Por ejemplo, en mi caso, el pájaro que tengo ahora, ha dejado de querer papilla por la mañana y por la noche. Aunque aún le mantengo la de la noche, en un par de días ya no hará falta porque se llega a comer toda una rama de mijo entera al día así como algo de los comederos de mixtura y pienso.