Este consejo o truco, como quieras llamarlo, es algo básico y sencillo, te lo explicamos en vídeo, seguro que tu agapornis lo agradecerá jaja, ya que de sobra es sabido por todos que a los agapornis les encanta bañarse por lo que siempre tienen que tener piscina o grifos a su disposición, y si es invierno que sea ¡agua calentita!