Un polluelo de agaporni roseicollis verde

Hoy os vengo a hablar de un tema muy delicado y a la vez muy sensible, ya que por suerte no suele ocurrir, pero si ha ocurrido muchas veces, que una persona o una pareja decide tener un agapornis papillero y no se informan lo suficiente o de la mejor forma posible (y eso que en nuestra web explicamos todo, y si algo no se explica, estamos deseando saberlo para exponerlo) y por ese motivo, tarde o temprano se les muere su querido agapornis inseparable, suponiendo una gran pérdida que lamentar por muchos días.

Al final, casi siempre ocurren por las mismas situaciones, y por ello hoy os vengo a explicar las causas más comunes de muertes de agapornis papilleros para que de una vez por todas, nos mentalicemos y nos las tomemos al pie de la letra, así, yo personalmente, puedo presumir de que el 98% de mis agapornis papilleros han salido adelante siempre, teniendo en cuenta que por mis manos han pasado cientos y cientos de estos pequeños voladores me siento orgulloso de poder decir esto.

Vayamos al grano, estas serían las causas que yo expongo por el cual se te puede llegar a morir un agapornis pequeñito:

  • Usas agua del grifo y por ese motivo, hay grifos y grifos, hay aguas y aguas, y al final el pequeño agaporni no sabe ni lo que está bebiendo,  o te vas a casa de un amigo o familiar y ese agua tiene mucho cloro y al final debilitas tanto al pobre agapornis que termina muriendo… ¿solución? Usar siempre agua de botella para preparar la papilla, en esto no hay nadie que pueda convencerme, porque muchos dirán que su agua del grifo es la mejor del mundo y bla bla bla, ¡pues no! Mejor que agua de botella ¡NADA! Asi que no escatimemos en recursos.
  • No le das suficiente calorcito al animal y lo dejas que muera de frío… ¿Solución? ¿Habrá algo más fácil que esto? Pues todavía hay personas que se les deja morir el pobre animal de frío. Hay miles de formas para darle calor al animal, la más rápida y sencilla sería colocarlo en una cajita encima del router de internet, así estará bien calentito, o incluso arropado entre mantitas o toallas…
  • Le das demasiada papilla y no esperas a que se le vacíe el buche, por lo cual, se le fermenta la papilla… ¿Solución? ¿Esta es fácil no? Siempre hay que darle las tomas de papilla con el buche completamente vacío, ya sea cada 5 horas, cada 6 horas, cada 7 horas, etc, pero esperad a que el buche esté completamente vacío.
  • Le pones comida sólida como panizo o mixtura para que coma, te crees que está comiendo, dejas de darle la papilla y al final… se te muere de hambre… ¿Solución? Pues también es fácil. Cuando lo tenemos acostumbrado a la papilla y le ponemos comida sólida como hemos mencionado, pues el animalito lo que hace es estar investigando y descubriendo las nuevas cosas que ve a su alrededor, por ese motivo muchas veces creemos que está comiendo y resulta que no, sólo está curioseando, por ese motivo siempre hay que darle papilla hasta que el mismo animal nos diga que ¡NO QUIERE MÁS¡

Esos motivos suelen ser los más comunes, seguro que si alguna vez se te murió un agapornis papillero, te sentirás identificado con alguno de ellos. Nada más, sólo recordar que si tienes un agapornis papillero es obligado que leas nuestra guía básica para cuidar a tu agapornis papillero si o si.