origen-de-las-aves

El origen de las aves se remonta  o bien se refiere a las etapas e evolución. Si quieres una respuesta rápida con respaldo científico de te decimos que el origen de las aves vendría a ser de los dinosaurios terópodos, los cuales surgen en la era mesozoica.

Las aves y la historia

La relación que existe entre las aves y los dinosaurios es muy estrecha y pues esta fue expuesta por primera vez en el siglo XIX, después de haber realizado el descubrimiento de los fósiles en Alemania de distintas aves primitivas.

Sabemos que las aves comparten muchas características esqueléticas que están de manera única con los dinosaurios y pues bien, esta es una forma de describir de manera simple y rápida que las aves provienen de los dinosaurios.

Por otra parte, estos fósiles de aproximadamente más de veinte especies de los mismos dinosaurios, han recogido plumas preservadas, incluso podemos ver dinosaurios extremadamente pequeños y podemos ver en ellos largas plumas o bien brazos y patas haciendo formación de alas.

Hay una especie como el Aviar basal jurásico pedopenna que muestra largas plumas ubicadas en las patas, un científico llega a la conclusión que estas pruebas sin duda alguna eran más que suficiente para demostrar que la evolución de este pasó por fase de cuatro alas.

En estas evidencias encontradas, muestran que las aves como los dinosaurios comparten en cierta forma características de esqueleto realmente único, tales como huesos neuma tizados, o bien gastrolitos en el sistema digestivo.

Vemos normalmente en distintas fuentes o lugares, la semejanza que comparten las aves con esta especie de animales extinta y pues sin duda alguna sabemos que las aves provienen de los mismos dinosaurios de manera que son muy semejantes en cuento a su organismo hablamos.

De igual forma no vamos a comparar un gigante animal con un pollo, si no que antes habían especies de dinosaurios voladoras y pues con los estudios de los científicos o bien de las personas que encontraron los fósiles llegan a esta conclusión.

No sabemos con exactitud hasta qué punto sea muy real o bien que sea así en verdad, pero si nos ponemos a estudiar con más detalle posiblemente lleguemos a una conclusión clara y nos demos cuenta de que realmente provienen de los dinosaurios.